El Colegio cree “muy conveniente” que Chamizo siga como Defensor del Pueblo

José Joaquín Gallardo, decano del Colegio de Abogados de Sevilla, ha dicho que cree “muy conveniente” que José Chamizo continúe siendo Defensor del Pueblo Andaluz porque es “uno de los pocos cargos institucionales libre de sospecha ante la ciudadanía”.

José Joaquín Gallardo, decano del Colegio de Abogados de Sevilla, ha dicho hoy que cree “muy conveniente” que José Chamizo continúe siendo Defensor del Pueblo Andaluz porque es “uno de los pocos cargos institucionales libre de sospecha ante la ciudadanía”.

Gallardo ha afirmado que es “imprescindible” que los partidos representados en el Parlamento de Andalucía reelijan para un nuevo mandato a quien es titular de esa institución desde julio de 1996, aunque ahora ocupa el cargo en funciones pues hace unas semanas expiró su ultimo mandato.

En la actual coyuntura social y económica“, Chamizo “es uno de los pocos cargos institucionales fuera de sospecha ante la ciudadanía y que no provoca el malestar e incluso rechazo que de manera generalizada suscita la clase política“, según el decano de nuestro Colegio de Abogados de Sevilla.

Ha añadido que “quienes seguimos de cerca sus actuaciones cotidianas sabemos que es un lujo tener a Chamizo como Defensor del Pueblo, ya que es un claro referente de honestidad, entrega y eficacia siempre al servicio de las personas más necesitadas“.

Por ello, es “muy necesario que continúe en el cargo precisamente porque Chamizo es la antítesis de la demagogia política, que con tanta razón indigna a los ciudadanos en la actual situación de crisis económica“.

Chamizo “habla lo imprescindible y trabaja lo indecible, y por eso su labor institucional es creíble cuando la credibilidad de los políticos está bajo mínimos“, según Gallardo.

Para nuestro decano, quien es Defensor del Pueblo desde hace ya más de 16 años “tiene un perfil radicalmente distinto al de los políticos y además trabaja sin horas y denodadamente contra las injusticias, muy especialmente al servicio de los más necesitados”.

Lo diferenciador es que Chamizo “no es un político y no actúa por intereses económico o personales” y en sus años como Defensor “ha acreditado que su único interés es ayudar a los demás sin distinción de razas, ideologías, religiones o siglas partidistas“, por lo que es “imprescindible que los partidos consensúen su renovación y que él acepte“, según José Joaquín Gallardo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *